miércoles, 1 de diciembre de 2010

Enrique y Maria Teresa

Se dice que esa grabación apareció en un contestador que alguien compró en un mercado de pulgas.
Una mujer pasó un día entero dejando mensajes; si, un puto día putamente entero.



Es largo pero vale mucho la pena.
.

No hay comentarios: